for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up

Fact Check-El uso de mascarilla contra COVID-19 no produce hipoxia ni provoca la muerte

10 mar (Reuters) - Algunas publicaciones compartidas en Facebook difundieron un texto atribuido a un especialista que asegura que el uso de mascarilla para evitar la enfermedad COVID-19 puede producir hipoxia o falta de oxígeno en la sangre e incluso puede llegar a conducir a una persona a la muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, entre otras instituciones, reconocen algunos efectos negativos puntuales por el empleo continuado de la mascarilla y recomiendan retirársela periódicamente, pero ninguno plantea daños realmente peligrosos para la salud.

El alarmante mensaje, atribuido a un experto identificado como el consultor en Descodificación Genética Alejandro Mora, fue reproducido en al menos dos publicaciones aquí (here) y aquí (here) . La primera publicación generó casi 150 comentarios y fue compartida cerca de 350 veces.

Mora tiene una página de Facebook con más de 2.000 seguidores que presenta como una Consultoría en Biodescodificación y Liberación Emocional, en la que no da detalles sobre su formación académica o trayectoria profesional, aunque detalla que se encuentra en Ciudad de México aquí (here). Además, tiene un canal YouTube con 155 suscriptores aquí (here).

Con el título “POR QUÉ NO USO CUBREBOCAS” el texto expone una serie de teorías para desaconsejar el manejo de ese utensilio de protección tanto para el que se lo pone como para los individuos de su entorno. “Estar CÍCLICAMENTE respirando el aire ya exhalado (rico en dióxido de carbono), solo puede ir generando, poco a poco, HIPOXIA (que es falta de oxígeno) en TODAS LAS CÉLULAS del cuerpo. Lo que con toda seguridad causará un serio daño a la salud a largo plazo”, afirma. La hipoxia es “el déficit de oxígeno en un organismo”, según la Real Academia Española de la Lengua aquí (dle.rae.es/hipoxia). De acuerdo con el libro “Common surgical diseases” (“Enfermedades quirúrgicas comunes”), de los expertos Jacob Samuel y Cory Franklin, se trata del “fallo de la oxigenación a nivel del tejido”. “No se mide directamente por un valor de laboratorio (aunque un aumento del nivel de lactato arterial generalmente acompaña a la hipoxia tisular)”, añaden aquí (here).

También sostiene que “la medicina forense ha comprobado que si el monóxido de carbono (CO) se combina con la hemoglobina de la sangre se puede formar la ‘carboxihemoglobina’, lo cual NO permite la oxigenación suficiente para las células o los tejidos y, que en altas concentraciones, puede producir la muerte de las personas por anoxia (falta de oxígeno)”, sin detallar las fuentes de su información.

En su informe “Uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19” aquí (here), la OMS plantea una serie de desventajas por el uso de la mascarilla, como dolor de cabeza o dificultades para respirar, el desarrollo de algunas lesiones o irritaciones cutáneas, la complejidad para comunicarse, sobre todo entre personas sordas o que leen los labios, incomodidad y riesgos entre niños muy pequeños o personas con discapacidades o enfermedades mentales, pero en ningún caso habla de hipoxia o carboxihemoglobina.

Tampoco mencionan estas consecuencias los CDC de Estados Unidos en su “Guía para usar mascarillas”, donde enumera también las molestias que puede causar el uso de esa herramienta de protección, pero aclara que “el uso de una mascarilla no eleva el nivel de dióxido de carbono (CO2) en el aire que respira” aquí (here).

Reuters ya verificó en febrero denuncias similares aquí (here), constatando que la American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón) y el Ohio State University Wexner Medical Center (Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio), ambas instituciones estadounidenses, señalaron que no era cierto que el uso de mascarilla redujera el consumo de oxígeno y causara hipoxia aquí (here).

El centro médico académico sin fines de lucro de Mayo Clinic (Clínica Mayo) ha dicho que usar máscaras de tela no presenta riesgo de hipoxia en adultos sanos. "El dióxido de carbono penetrará libremente a través de la máscara a medida que respira", ha asegurado aquí (here).

Como señala la asociación de especialistas de Learnaboutcovid19.org, los trabajadores de la salud se han cubierto la cara durante períodos prolongados sin sufrir lesiones aquí (here).

VEREDICTO

Falso. El uso de mascarilla contra coronavirus no produce hipoxia.

Este artículo fue realizado por el equipo de Reuters Fact Check. Lea más sobre nuestro trabajo de verificación de afirmaciones en las redes sociales aquí (here).

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up