for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up

Fact Check-Las variantes del SARS-CoV-2 no surgieron tras la aplicación de las vacunas anti-COVID-19

27 ago (Reuters) - Una imagen compartida en redes sociales sugiere que las vacunas contra la COVID-19 han provocado la aparición de las variantes del coronavirus que origina la enfermedad, el SARS-CoV-2. Esto es falso.

“Un año antes de vacunar no hubo ni una sola variante... comienza la vacunación y aparecen muchas variantes... en países vacunados... ninguna en los países no vacunados” (sic) menciona la imagen que sido compartida más de 500 veces en publicaciones de Facebook: ( here , here , here , here , here ).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que todos los virus cambian con el paso del tiempo y aunque la mayoría de estas modificaciones tienen escasos efectos sobre las propiedades de los virus, hay otras que inciden aspectos como su facilidad de propagación, gravedad de la enfermedad asociada o medios de diagnóstico. De esta manera, las variantes de clasifican en dos tipos: de interés y preocupante (VOI y VOC, por sus siglas en inglés) ( here ).

Anteriormente Reuters abordó otras declaraciones falsas similares que sugerían que las variantes del virus provienen de las vacunas anti-COVID ( here ).

Expertos del Health Medical Desk explican que no hay evidencia de ninguna vacuna conocida que cause “variantes nuevas o más peligrosas” del SARS-Cov-2. Asimismo, señalan que una persona vacunada tiene menor probabilidad de contraer y transmitir el virus y, por lo tanto, de contraer y transmitir las variantes de COVID-19 ( here ).

En ello coincide el doctor Alejandro Macías, miembro de la Comisión para la Atención a la Emergencia del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); quien dijo a Reuters el 11 de agosto que “mientras más rápido puedas vacunar, más veloz vas a atacar a los virus originales o fundacionales y menos van a predominar las nuevas cepas” ( here ).

VARIANTES Y PAÍSES

Contrario a lo que afirma la imagen compartida en redes sociales, las variantes del SARS-CoV-2 han surgido en distintas partes del mundo, meses antes de que iniciara la vacunación contra la COVID-19.

Por ejemplo, la variante beta, conocida también como B.1.351, fue documentada inicialmente en mayo de 2020 en Sudáfrica, de acuerdo con la OMS ( here ). Las primeras dosis de la vacuna se administraron a trabajadores de la salud de ese país durante un estudio de investigación del fármaco de Johnson & Johnson el 17 febrero de 2021 ( here , here ).

De acuerdo con los datos recopilados por Reuters, al menos 200 países han empezado a vacunar a su población ( here , here ).

La OMS asegura en su sitio web que la inoculación evita que las personas se expongan a las nuevas variantes, pues “cuanta más gente esté vacunada, más probable es que se reduzca la circulación del virus y, por tanto, menor es el riesgo de que aparezcan mutaciones” ( here ).

Reuters ha desmentido con anterioridad contenido relacionado con las vacunas contra la COVID-19: ( here , here , here , here ).

VEREDICTO

Falso. No hay evidencia de que las variantes del coronavirus SARS-CoV-2 hayan sido producidas por las vacunas contra la COVID-19.

Este artículo fue realizado por el equipo de Reuters Fact Check. Lea más sobre nuestro trabajo de verificación de afirmaciones en las redes sociales aquí (here).

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up