for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up

JUEGOS-Desalojos forzados arruinan espíritu olímpico de algunos

PEKIN (Reuters) - No todos los pekineses estarán alentando en la ceremonia inaugural de los Juegos el viernes a pesar del gran aumento de fervor patriótico en casi cada rincón de la ciudad y a lo largo de todo el país.

Los desalojos forzados para hacer espacio para muchas de las impresionantes sedes olímpicas y otros proyectos de embellecimiento para realzar la sucia capital de China ha tornado miserable la vida de algunos ciudadanos y destruído su espíritu olímpico.

“Mi situación no es buena,” dijo un hombre, cuya casa fue demolida frente a sus ojos el año pasado para construir en su lugar un estacionamiento al sur del estadio principal “Nido de Pájaro.”

“No me siento muy alegre por los Juegos,” agregó, y pidió no ser identificado. “¿No deberían ser los ‘Juegos del Pueblo’?,” reflexionó.

Grupos defensores de derechos humanos han expresado repetidamente su preocupación respecto de los desalojos, y afirman que Pekín no está cumpliendo con sus promesas de que en los Juegos el país mejoraría su política de derechos.

El Centro por el Derecho a la Vivienda y contra los Desalojos, con base en Ginebra, estima que 1,5 millones de personas fueron desplazadas para liberar espacio para los proyectos olímpicos y la renovación masiva de Pekín en el camino hacia los Juegos. Ese fue el verdadero precio de los preparativos, dijo el grupo.

“Los Juegos Olímpicos han sido usados como justificación para acelerar las violaciones al derecho a la vivienda previamente existentes y para debilitar la capacidad de la gente de pelear por sus derechos humanos,” dijo a Reuters el oficial principal de investigación de la agrupación.

“Quienes se resistieron y pidieron recibir una compensación mayor o no ser desplazados han tenido que enfrentar acoso y amenazas,” agregó.

El gobierno y los organizadores del evento desetimaron con ira las acusaciones.

“La realidad es que sólo alrededor de 6.000 familias estuvieron involucradas en el programa olímpico de reubicación,” afirmó recientemente el portavoz del comité organizador de los Juegos Sun Weide.

“Es muy importante mejorar los niveles de vida del pueblo. Como resultado de los programas de traslado, la superficie de vivienda de los residentes de Pekín se ha elevado en el último siglo desde 20 metros cuadrados hasta 60 metros cuadrados,” agregó.

Sin embargo, grupos defensores de derehos sostienen que la negación del problema por parte del gobierno no es ingenua.

“Hay suficiente evidencia como para sugerir que mucha gente fue forzada a abandonar sus hogares sin una debida o adecuada compensación,” expresó Mark Allison, un investigador de Amnistía Internacional en Hong Hong.

Algunos residentes que protestaron fueron detenidos.

Ni Yulan, una abogada de 47 años, será enjuiciada bajo los cargos de “obstruir a una autoridad pública,” luego de resistirse a la demolición de su casa.

En aquella ocasión, fue golpeada con un ladrillo y abatida, de acuerdo con la organización Human Rights Watch.

Otro activista por los derechos a la vivienda, Ye Guozhu, considerado por Amnistía un prisionero de conciencia, se suponía que fuese liberado de la cárcel el mes pasado tras cumplir una pena por organizar protestas contra los desalojos forzados vinculados con los Juegos.

Pero, en lugar de ello, fue trasladado a un centro de detención en otra parte de Pekín.

“No he podido verlo, ya que todas mis solicitudes han sido rechazadas por la policía,” dijo telefónicamente su abogado Mo Shaoping a Reuters.

“Ellos dijeron que (Ye) no quería un abogado, pero no hemos podido confirmar eso con él,” agregó.

“No hay nada de inusual en querer reunirse directamente con el cliente propio,” ironizó Mo. (Editado en español por Luis Ampuero)

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up