for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up

'Dr.Simi' enfrenta Gobierno mexicano por investigación medicinas

MEXICO DF (Reuters) - El poderoso “Doctor Simi,” como se conoce a un pintoresco empresario farmacéutico mexicano que vende medicamentos de los llamados genéricos, está enfrentado al Gobierno de su país, que quiere revisar las medicinas que vende para comprobar su eficacia.

Víctor González Torres, más conocido como “Doctor Simi,” construyó un imperio económico desde finales de 1990 con sus Farmacias Similares, donde vende medicamentos fabricados por laboratorios locales bajo nombres diferentes a los patentados y a un precio mucho menor a los de la marca original.

El empresario se lanzó como candidato presidencial independiente en las elecciones del 2006 y también es famoso por organizar actos populares animados por atractivas mujeres llamadas las “Simichicas,” donde regala medicinas.

Unas 300 personas protestaron el miércoles ante la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para exigir la renuncia de su comisionado, Juan Antonio García Villa, porque aseguran que impulsa la revisión de los genéricos para beneficiar a las poderosas farmacéuticas transnacionales.

“Las medicinas del Doctor Simi me han hecho mucho bien para mis problemas circulatorios y cuestan mucho menos. Si fueran malas, ya estaría intoxicada,” dijo a Reuters Juana Peñaloza, de 67 años, durante la protesta en la que participaron sobre todo mujeres, ancianos y niños.

La protesta fue organizada por el Movimiento Nacional Anticorrupción, vinculado a Farmacias Similares, una cadena que se expandió rápidamente desde el 2004 vendiendo medicinas de bajo costo en un país donde la pobreza alcanza la mitad de sus 107 millones de habitantes.

La empresa fue fundada en 1997 “con la finalidad de acercar la salud a los estratos más desprotegidos,” según dice su página de internet, donde agrega que actualmente tiene 3,579 farmacias en México, Argentina, Chile y Perú.

En el 2002 la compañía abrió sucursales en Guatemala junto con la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú.

NO HAY PERSECUSION

El Secretario de Salud, José Angel Córdova, dijo que la revisión a estos medicamentos está incluida en una reforma legal aprobada en el 2005, necesaria porque existen en el mercado medicinas que fueron registradas hace 50 ó 60 años y desde entonces no se volvió a chequear su capacidad terapéutica.

“La reforma no está dirigida a nadie en especial. Farmacias Similares (...) tendrá que completar, igual que todos los laboratorios, las pruebas de bioequivalencia para que puedan ser comercializadas (sus medicinas),” dijo Córdova a W Radio.

Mientras tanto, el Grupo Por un País Mejor, al que pertenece Farmacias Similares, desató una furiosa campaña en radio y televisión contra el Gobierno, al que acusa de querer destruirlo y de querer dejar a millones de personas pobres sin posibilidad de adquirir medicamentos.

Víctor García Lezama, vicepresidente de las farmacias, dijo el martes que la empresa vende medicamentos de laboratorios nacionales que cumplen con todos los requisitos que exige la Secretaría de Salud, por lo que no es necesaria otra revisión.

Por Anahí Rama, editado por Silene Ramírez

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up