for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Negocios

ENTREVISTA-Xstrata Perú opera normal pese a protesta

LIMA (Reuters) - El transporte de concentrados de la mina de cobre peruana Tintaya de Xstrata Copper está restringido debido a un bloqueo cerca de sus operaciones por una protesta de pobladores, aunque la producción en la unidad es normal, dijo el lunes el director general de operaciones de la firma.

Luis Rivera, en una entrevista con Reuters, afirmó que la protesta -que comenzó hace siete días- no ha afectado el embarque de concentrados, debido a que mantiene sus inventarios en un puerto en el sur del país andino.

“Nuestras operaciones a nivel de producción están normales y (sólo) estamos restringidos en el transporte de concentrados obviamente por el bloqueo de carreteras”, precisó el ejecutivo.

“Sin embargo, tenemos stock en el puerto y nuestra producción se está ‘stockeando’ en la mina”, refirió.

Tintaya de Xstrata Copper está ubicada en una zona andina de la provincia Espinar, en la región sureña del Cusco, desde donde transporta sus concentrados por carretera hacia el puerto Matarani en la costa del Océano Pacífico.

“La restricción (en el transporte del mineral) es desde el miércoles de la semana pasada”, dijo Rivera. “Por ahora nuestros embarques no están en peligro”, agregó el ejecutivo.

La protesta contra Xstrata comenzó hace una semana en medio de reclamos de pobladores de Espinar de un aumento del aporte económico y social de la compañía minera en la zona.

El conflicto, que ha enfrentado a policías y pobladores que han intentado tomar la mina Tintaya, se ha agudizado debido a que algunos dirigentes piden el cierre de la operación de la firma por una supuesta contaminación ambiental en Espinar.

Rivera dijo que actualmente Tintaya aporta a la provincia de Espinar un 3 por ciento de sus utilidades antes de impuestos por un convenio con el Gobierno; además de otros aportes como el impuesto a la renta, canon y regalías mineras.

El ejecutivo precisó que los dirigentes de Espinar piden que el aporte de sus utilidades se eleve a un 30 por ciento, pese a que no se gasta en proyectos el dinero recaudado para la zona.

“El presupuesto municipal de la provincia de Espinar fue de unos 190 millones de soles anuales (unos 70 millones de dólares) en el 2011 y su eficiencia de gasto es de sólo el 30 por ciento y piden más dinero”, afirmó Rivera.

“Somos una operación de ciclo cerrado y no arrojamos vertimiento al medio ambiente y cumplimos perfectamente todos los requerimientos de la legislación nacional”, señaló.

PROYECTO EN MARCHA

La minería es clave para la economía de Perú, porque aporta el 60 por ciento de las exportaciones totales del país.

Perú posee vastos recursos mineros -es el segundo productor mundial de cobre y el sexto de oro-, pero la extracción suele toparse con el rechazo de pobladores que temen daños ambientales o piden una mayor tajada de los ingresos del sector.

Los conflictos, que suman casi 250 en todo el país andino, amenazan con frenar más proyectos mineros por unos 53.000 millones de dólares previstos para los próximos años.

Xstrata Copper produce aproximadamente unas 90.000 toneladas de cobre al año en Tintaya, mina cuyo ciclo de vida culmina en el 2014. Por ello la firma desarrolla el proyecto Antapaccay que alargará la producción de la empresa hasta más allá del 2030.

Antapaccay es un proyecto de 1.470 millones de dólares que producirá en plena operación 160.000 toneladas, con lo cual el suministro de la compañía aumentaría en un 60 por ciento.

La protesta no ha afectado el desarrollo de Antapaccay, afirmó Rivera.

“Estamos ya cerrando la construcción y el avance total del proyecto es de más del 75 por ciento de obras, debería estar operando a fines de agosto de este año, por ahora la fecha (de inicio de operaciones) se mantiene normal”, dijo.

Xstrata Copper tiene además en sus manos en Perú el gigantesco proyecto de cobre Las Bambas, de unos 4.200 millones de dólares de inversión, ubicado en la región de Apurimac en los andes centrales del país andino y vecino al Cusco.

Las Bambas produciría desde el tercer trimestre del 2014 unas 400.000 toneladas de cobre anuales durante los primeros nueve años de la mina, según los planes de la compañía.

Una vez en producción, según analistas, la mina elevaría en un 30 por ciento la producción cuprífera de Perú.

“Las Bambas está a nivel de ingeniería, obviamente cualquier disturbio, ruido en la zona tiene una afectación a todos los proyectos de la región del sur de Perú”, dijo Rivera.

Reporte de Marco Aquino, Editado por Patricia Vélez y Ricardo Figueroa

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up