May 21, 2020 / 5:43 AM / 5 days ago

ACTUALIZA 3-España amplía el estado de alarma a junio en un clima de creciente descontento

(Actualiza con extensión estado de alarma)

MADRID, 21 may (Reuters) - La frágil coalición de izquierda que gobierna en España logró el miércoles por un margen bastante justo que la Cámara baja del Parlamento diese luz verde a la quinta prórroga del estado de alarma en el país, en un momento en que las protestas van en aumento por la gestión de una pandemia que está causando un grave perjuicio económico y la imposición de duras restricciones al movimiento de la población.

La extensión se aprobó con 177 votos a favor, 162 en contra y 11 abstenciones.

Como en prórrogas anteriores, la aprobación del Congreso de los Diputados se sustentó en el apoyo de partidos como los nacionalistas vascos del PNV o el de centroderecha Ciudadanos. Este último partido está cubriendo el hueco que antes ocupaba la formación separatista catalana Esquerra Republicana de Catalunya, que ayudó a investir a Sánchez.

Aunque los nuevos casos de COVID-19 conservan la tónica descendente y los fallecidos diarios se mantienen por debajo del centenar, el Gobierno del presidente socialista Pedro Sánchez quiere mantener durante al menos quince días más, hasta el 7 de junio, los poderes especiales que otorga el estado de alarma en materia de movilidad para garantizar el éxito de la desescalada.

“Nadie tiene derecho a derrochar lo que hemos conseguido”, dijo Sánchez en el hemiciclo.

El número de casos confirmados de coronavirus subió en 416 hasta los 232.555 el miércoles, un 0,18% más que el día anterior, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, mientras que las defunciones lo hicieron en 95 hasta las 27.888

Pero la lenta apertura del país y la incertidumbre económica están incrementando la frustración, y el Banco de España habla de una caída de hasta el 12,4% este año de una economía muy dependiente del turismo y los servicios.

El conservador Pablo Casado, líder del Partido Popular, principal partido de la oposición, acusó al socialista de ir demasiado lejos con el confinamiento, uno de los más estrictos de Europa.

“Su plan ha sido un fracaso”, dijo Casado, añadiendo que lo que llamó una “brutal reclusión” de los españoles podría evitar los contagios pero no podía perpetuarse de forma ilimitada. “Su problema no son las caceroladas... su problema es la ruina de sus políticas”.

CACEROLADAS Y MASCARILLAS

Desde la semana pasada, grupos de varios centenares de personas se manifiestan diariamente a las 9 p.m, en ocasiones infringiendo las normas de distanciamiento social, golpeando cacerolas con utensilios de cocina y pidiendo la dimisión del Gobierno.

En un primer momento asociado al partido de extrema derecha Vox, este movimiento de protesta comenzó en el adinerado y conservador Barrio de Salamanca en Madrid, pero se ha ido extendiendo a otras zonas de la capital e incluso a otras ciudades como Sevilla o Zaragoza.

El lunes y el martes, una docena de manifestantes con mascarillas se congregaron para hacer un “escrache” en la residencia en Madrid del ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Los vídeos mostraban a una mujer incitándolo a salir.

El fin de semana, docenas de personas con banderas de España hicieron una cacerolada ante la casa que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, comparten en la localidad de Galapagar, en la sierra norte de la región.

El país se encuentra en un proceso gradual de salida del confinamiento, aunque todavía obliga a los viajeros a someterse a autoaislamiento y acaba de decretar el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos a partir de los seis años, así como en la vía pública siempre que no sea posible mantener una separación de más de dos metros.

El Ministerio de Sanidad dijo que estas medidas, que se aplicarán desde el jueves, son necesarias para contener la propagación del coronavirus.

“Me parece que hay que llevarla, no que el Gobierno acierte o no”, dice Teresa, una ama de casa que desaprueba la gestión del Ejecutivo, detrás de una mascarilla quirúrgica en el centro de Madrid.

“GESTIÓN DESASTROSA”

En otros lugares de Europa han surgido focos de descontento, desde empresas que reclaman ayuda hasta algunas manifestaciones de carácter más abiertamente político.

“Diga no a la dictadura” y “detengan a los fascistas de la salud” han sido algunos de los eslóganes en las pancartas de las protestas organizadas en buena parte por la derecha en Alemania, que han aprovechado el aumento del desempleo y el malestar por el confinamiento.

Una manifestación celebrada en Stuttgart reunió a decenas de miles de personas.

Pero en Francia e Italia, países que como España se han visto muy afectados por la pandemia, las protestas han sido muy escasas. El índice de aprobación del primer ministro italiano Giuseppe Conte sigue siendo alto, a pesar de que su país fue el primero de Europa en confinarse.

Pablo Simón, profesor de ciencias políticas de la Universidad Carlos III de Madrid, cree que las protestas eran inevitables en varias países porque la crisis de la COVID-19 no tiene precedentes, aunque en el caso de España está agrietando todavía más la fragilidad política previa.

Sánchez logró formar el Gobierno de coalición en enero después de arduas negociaciones en un país que ha ido a las urnas cuatro veces en cuatro años.

“La diferencia entre España y otros países de Europa es que el nivel de polarización ya era muy elevado antes de la crisis ... y el coronavirus lo está exacerbando”, dijo.

El riesgo está, según este experto, en que las críticas legítimas se vean eclipsadas. “Si el debate es sobre si Gobierno está dando un golpe de Estado o no, no hay espacio para plantear preguntas sobre cosas concretas como el uso de mascarillas”, dijo.

El Ministerio de Sanidad dijo que estas medidas, que se aplicarán desde el jueves, son necesarias para contener la propagación del coronavirus.

“No consultaron con nadie (...). Ha sido una gestión desastrosa de la situación”, dijo Paloma, que reside en Madrid. (Información de Inti Landauro; editado por Andrew Heavens; editado en español por Jose Elías Rodríguez y Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below