for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up

Fact check: La enfermedad COVID-19 no se cura con vibraciones ni las personas son más propensas a sufrir según sus vibraciones

Varios usuarios de Facebook aseguraron a principios de diciembre que la enfermedad COVID-19 muere con una vibración superior a los 25,5 hz (hercios) y que esta es más peligrosa para los seres humanos irritables, miedosos y orgullosos, porque tienen vibraciones más bajas. Además de ser incompleta, porque hay diferentes tipos de vibración en la naturaleza, la información es falsa porque no es posible eliminar el virus de esa forma.

Reuters Fact Check. REUTERS

Dos de las publicaciones sobre el tema, de los días 2 y 7 diciembre (aquí here y aquí here ) comparten un mismo texto que comienza con la aseveración "El COVID tiene una vibración de 5.5 hz, muere arriba de 25.5 hz".

Según esa teoría, “para los seres humanos con vibración más alta el virus es una simple gripe”, mientras que para los que tienen una vibración más baja, “el virus se vuelve peligroso”. Las razones de tener una vibración más baja, según el escrito, son el cansancio, el miedo, la tensión nerviosa, la rabia, el odio, el dolor, la irritación, el orgullo, el abandono y el complejo de superioridad. En cambio, la generosidad, la compasión y el amor al próximo son condiciones con vibración más alta.

“Entonces. ¡¡¡Vamos... a Vibrar Altooo!!!”, agrega el texto, que sugiere a los lectores amar, sonreír, bendecir, jugar, pintar, cantar, bailar, meditar, caminar al sol, hacer ejercicio, disfrutar de la naturaleza, alimentarse con productos naturales y beber agua, además de orar, actividad que tiene una vibración “que va de 120 a 35 hz”, asegura.

Los comentarios en torno a las dos publicaciones, que han sido compartidas más de 1.100 veces, son entusiastas. “Me encanta. Cuando somos felices, el sistema inmune se fortalece y no hay enfermedades. Es un paso hacia la evolución…”, dice una usuaria. “No importa la carga viral, ni los antecedentes de los pacientes, ni el estilo de vida... El punto, el punto es la vibración”, añade otra.

Sin embargo, no existe sustento científico que respalde la teoría expuesta. De hecho, como explicó a Reuters el investigador Antonio Juárez, del Instituto de Ciencias Físicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, ubicada entre las 100 mejores universidades del mundo, según el QS World University Ranking (aquí here ), el principal problema del mensaje radica en que, de entrada, no ofrece suficientes detalles. "Cuando se habla de hercios es necesario especificar si se trata de un fenómeno acústico, mecánico o electromagnético", detalló.

Según la Enciclopedia Británica, el hercio es “una unidad de frecuencia” y “el número de hercios equivale al número de ciclos por segundo”. “La frecuencia de cualquier fenómeno con variaciones periódicas regulares se puede expresar en hercios, pero el término se usa con mayor frecuencia en relación con corrientes eléctricas alternas, ondas electromagnéticas (luz, radar, etc.) y sonido”, añade.

El hercio es parte del Sistema Internacional de Unidades (SI), que se basa en el sistema métrico, y la palabra que lo designa fue propuesta a principios de la década de 1920 por científicos alemanes para honrar al físico alemán del siglo XIX Heinrich Hertz.

Pese a que diversos estudios vinculan la fortaleza o debilidad del sistema inmunológico con el estado de ánimo de las personas y la actividad física (aquí here y aquí here ), no se puede demostrar que exista una relación directa entre tener una actitud positiva frente a la vida y una posible inmunidad frente a la infección del coronavirus.

Para Juárez, doctor en Física por la Universidad de Manchester (Reino Unido) en el área de Física Molecular, pensar que cualquier clase de vibración puede matar la enfermedad COVID-19 “es absurdo” y esas dos publicaciones son una muestra de peligrosa “pseudociencia”.

El especialista asegura que no solo no se puede curar la enfermedad del coronavirus de esa forma, sino que otras informaciones parecidas, como que se puede diagnosticar con ultrasonidos, son también engañosas. Los ultrasonidos, ondas sonoras cuya frecuencia supera el límite perceptible por el ser humano, “sirven para diagnosticar el impacto biológico del coronavirus en tu cuerpo, si tus pulmones están necrosados o infectados, y pueden determinar que tienes coronavirus, junto con otros argumentos, pero no pueden detectar por sí solos la presencia del coronavirus”.

El portal de verificaciones FACTLY, de la India, también desenmascaró publicaciones similares este año, a poco de comenzar la pandemia del coronavirus, en un artículo titulado "aplaudir no mata al coronavirus, es solo una expresión de gratitud" (aquí here ).

"En todo el mundo se están probando pulsos de ultrasonido y láser para matar bacterias, virus y células cancerosas. Pero no se encontró evidencia concreta que demuestre que la vibración creada al aplaudir pueda matar al coronavirus. Si la vibración de las palmas pudiera matar el virus, la OMS habría sugerido lo mismo", afirma FACTLY sobre un post falso del 22 de marzo, ya eliminado de Facebook y cuyo contenido fue desmentido también por el departamento de verificación de datos de la oficina de prensa internacional en la India (aquí here )

VEREDICTO

Falso. No hay evidencia que los diferentes tipos de vibraciones existentes en la naturaleza puedan eliminar la enfermedad COVID-19 ni que las vibraciones que emitimos las personas influyan en el efecto de la enfermedad sobre ellas.

Este artículo fue realizado por el equipo de Reuters Fact Check. Lea más sobre nuestro trabajo de verificación de afirmaciones en las redes sociales aquí here

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up